“Unidad en la diversidad” el valor económico de la lengua española