Sobre la transformación de la opinión pública en la era de internet